TAN FRESCA 

Tan fresca, cómo me recuerdas 
a la flor blanca del cerezo; 
angelical entre los hombres, 
en mi camino te apareces. 

Apenas rozas las alfombras, 
a tu paso la seda cruje, 
y tu figura es tan ligera 
que se diria cruza un sueno. 

De los pliegues de tu ropaje 
surges cual un mármol precioso. 
Mi alma se prende en tus pupilas 
llenas de lágrimas y amor. 

¡Oh sueño, sueño venturoso, 
novia tierna de las leyendas, 
no sonrías, que tu sonrisa 
me muestra toda tu ternura! 

Hasta qué punto tus encantos 
pueden cegarme para siempre 
y los murmullos de tu boca 
y el estrecharme de tus brazos. 

Pero, de pronto, un pensamiento 
vela el fulgor de tu mirada: 
es la sombra de la renuncia, 
la oscuridad de los deseos. 

Te vas y sé bien que mis pasos 
no deben ya seguir los tuyos, 
pues para siempre te he perdido, 
¡oh novia, aliento de mi alma! 

Fué mi pecado sólo verte 
y nunca habré de perdonarmelo. 
Expiare el sueño de luz  
al tenderte inutil mis brazos. 

Y asi serás como una imagen 
de la siempre Virgen María, 
de luz la frente coronada. 
¿Me dejas? ¿Cuándo volverás? 

(MARIA TERESA LEON y RAFAEL ALBERTI) 
 

*
Transcribed by Sebastian Ionica
9th class A,
"Alexandru Papiu- Ilarian" High School Dej, Romania
Teacher coordinator: Cornelia Platon
*
Home | Spanish