VIVIRE MURIENDOTE 
Mary Regina
Uruguay


 
Yo he vivido en tus mil noches y he muerto
al irte en días.
Te he gritado en desvarío lo grande de mi
anhelo de oro, cómo quiero un amanecer
abrazada a la marea.

Mi suspiro habló junto a tus oídos,
mi alma cantó a tu desnudo pelo. 
Yo le he dado a tus lunas lo fuerte de mis
emociones, lo desesperado de mi ruego.
En sueños yo volqué todo el fuego de mi infierno;
me deshice en besos locos entre
hilos de atardecer.

Por aceradas telarañas corrí al alcance 
de tu mano, al filo de tu mirada,
al soplo de tu aliento.
¡Dónde estabas, dónde estás, que 
no logro ya tu rastro; qué de tu alma junto a mi canto,
qué de tu canto al eco de mi ave!

Seguiré yo envuelta en sedas a la vera de mi locura,
esperando tu recuerdo, rezando a mi sinrazón.

Bendeciré tu imagen, tu olvido, mi pan ...
y viviré muriéndote.

*
Home   Spanish